Accionar menú principalmenú

James Turrell ; Encounter Culiacán

James Turrell. Foto: Florian Holzerr © James Turrell

Biografía

California, EUA, 1943.

La carrera de James Turrell comienza en la década de los sesentas en California. Desde un inicio se posiciona como puntero de un nuevo grupo de artistas que trabajaban con la luz y el espacio.

James Turrell cuenta con estudios en diversas áreas del conocimiento como psicología de la percepción, arte, matemáticas y astronomía, además de ser piloto aéreo.

Estos conocimientos han enriquecido y direccionado su práctica artística.

A lo largo de su producción, el artista ha enfatizado el carácter emocional de la experiencia generada por la luz. Su fascinación por los fenómenos lumínicos está conectada a una búsqueda personal pero al mismo tiempo universal: entender el lugar del ser humano en el cosmos.

Su trabajo ha desarrollado una serie de obras y postulados sobre la relación entre la luz, el espacio y la percepción. La mayor parte de sus proyectos son concebidos como lugares de meditación e introspección en donde no hay objetos o puntos de referencia establecidos, lo que hay es luz, únicamente luz.

Sus Obras

Vista Oeste del túnel Alpha. Roden Crater.
Foto: Florian Holzherr © James Turrell

Roder Crater

El Roden Crater es un volcán inactivo de 400 metros de altura, situado en Flagstaff, Arizona a 1,600 pies sobre el nivel mar. Considerado como un proyecto de vida, Turrell adquirió el cráter en la década de los setenta.

El Roden Crater cuenta con un sistema de salas, túneles y miradores que funcionan siguiendo el principio de la cámara obscura. El objetivo es transformar el espacio en una obra de arte y un observatorio.

La intención de Turrell con este proyecto es traer la luz del cielo a la tierra, conectar a los visitantes con los movimientos de los planetas, las estrellas y las galaxias distantes.

Dividing the Light. 2007. Pomona College Museum of Art.
Foto: Florian Holzherr © James Turrell

Skyspaces

Un skyspace es un observatorio, una cámara con una abertura en el techo a través de la cual los visitantes pueden observar el cielo.

Gracias a una iluminación programada, el amanecer y el atardecer se transforman frente a los ojos de quien observa. La tonalidad de las luces afectan la manera en que se percibe el cielo, provocando una experiencia estética en el espectador.

En esta creación arquitectónica, la luz parece adquirir corporalidad. El espectador cree percibir distintos colores en el cielo, sin embargo, es él quien construye la experiencia.

Actualmente existen más de 90 skyspaces en el mundo, una serie de obras que Turrell inicia en la década de los setenta.

Afrum (White). 1966. Proyección LACMA
Foto: Florian Holzherr © James Turrell

Obras en espacios interiores

La producción de Turrell se caracteriza por evidenciar la materialidad de la luz.

Breathing Light. 2013. Ganzfeld. LACMA
Foto: Florian Holzherr © James Turrell